Mostrando las entradas con la etiqueta de tu corazon. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta de tu corazon. Mostrar todas las entradas

29 de julio de 2016

DE LA ABUNDANCIA DE TU CORAZÓN HABLA TU BOCA

DE-LA-ABUNDANCIA-DE-TU-CORAZÓN-HABLA-TU-BOCA
Una vez le preguntaron a Mahatma Gandhi cual era la persona más peligrosa, el respondió: La mentirosa.

Son muchas las acciones y conductas negativas que traen repercusión en nuestro destino, las más graves quizás sean matar, robar, maltratar física y mentalmente, entre otras miles de conductas maliciosas existentes, pero una muy importante es la injuria, la calumnia, acusaciones injustas y el crear falsos testimonios sobre alguien, el manchar la honorabilidad de otra persona con calumnias e infamias, el grado de maldad emitido abre mas puertas de las que creemos, y no precisamente cosas buenas las que se salen de ellas y regresan a nosotros.

Son muchos los Ese Ifá que explican lo injusto y grave que es el levantar falsos testimonios, son varios los Odù que hacen referencia a estas acciones bajas, donde también Ose Meji nos explica sobre el poder de la palabra, todo lo que emitimos regresa a nosotros, aquí explicaremos algo muy común en nuestra sociedad, la calumnia...

La calumnia, es la fuente de toda discordia en este mundo, este mundo solo subsiste por la paz, ahora, cuando las fuerzas del mal quieren iniciar una discordia entre los seres humanos, inducen una calumnia, por allí, viene el efecto dómino de grandes discordias, a través de la boca, con nuestras palabras, a partir de una calumnia, de una difamación, se genera un enorme caos.

¿Dónde comienza el caos?: ¡en el mundo espiritual!. Quiere decir que el que ha creado la discordia en este mundo, también la ha creado en el mundo de arriba, en el mundo espiritual. Cuando no hay paz aquí abajo, hay que pensar que tampoco hay paz en el cielo, y es responsable el que ha creado una difamación por una discordia, es responsable de la falta de paz en el mundo espiritual, por que los dos mundos, el mundo espiritual como el mundo material, ambos están concatenados.

La responsabilidad de nuestra boca no es solo en este mundo, si solo fuera en este mundo lo podríamos arreglar entre nosotros, pero una vez que hemos creado la discordia en el mundo de arriba es complicado arreglar eso, cualquiera que separa a los hombres por la discordia, por la difamación o la calumnia, a separado una palabra que se llama paz.

En realidad el verdadero religioso, el espiritualista, mantiene un equilibrio de paz entre el mundo de abajo y el mundo de arriba, el falso religioso transgrede las leyes universales, generando desequilibrio a través de la discordia entre ambos planos, terrenal y espiritual.

Por cada difamación, por cada calumnia, se genera una fisura en el mundo espiritual, cuando existe una fisura en el mundo espiritual se generan una serie de conflictos que liberan energías que en determinados momentos influirán en el destino de la persona responsable de esta fisura. Cuando hay una fisura en el mundo espiritual no fluyen las bendiciones, no fluyen las energías positivas , no se generan eventos positivos en el destino, en cierto momento se ausentan la dicha y la gracia.

Llévate bien con Òlódùmarè -Dios- que él te arreglara todo lo demás, si uno quiere llevarse mal con Dios es muy sencillo, solo debe de comenzar a calumniar, y si te llevas mal con Dios se cierran los canales de Iré -Bienestar/Bendiciones- y comienza el caos en la vida, y no creamos que por que estamos ganando mucho dinero en este momento y nuestra vida esta en aparente orden el caos no nos está esperando a la vuelta de la esquina.

Mucho cuidado con la boca, mucho cuidado con las palabras que emitimos, nada se pierde, todo se transforma y regresa a nosotros con más fuerza.

por Rafael Molina Oluwo Ifasemu para Fraternidad Ifá de las Américas.

 

Santeria Media Digital ©
Todos los derechos Reservados. 
San Cristobal, Táchira, Venezuela 5001