espiritual | Mas Información ►
https://www.youtube.com/c/okanoshayoruba?sub_confirmation=1

Mostrando las entradas con la etiqueta espiritual. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta espiritual. Mostrar todas las entradas

26 de diciembre de 2017

¿QUE ES UNA MISA ESPIRITUAL?

que-es-una-misa-espiritual

Entendemos como misa espiritual una definición propia, emanada del singular método del Espiritismo Cruzado Cubano, que puede entenderse de forma sinónima a la definición de “sesión espíritista” que se dan en otros sistemas. En pocas palabras; lo que en el sistema espiritista europeo, al menos en propósito, llaman una “sesión”, nosotros aportamos en cambio la palabra “misa”, tal vez por el añadido de culto e interrelación que el Espiritismo Cruzado desarrolla con los espíritus, en contraste a la mera comunicación de otros sistemas.

La misa espiritual es el desarrollo consciente de la comunicación con espíritus que formen parte del conocido como “cordón o cuadro espiritual“, es decir, el conjunto de seres espirituales que nos acompañan en nuestro Astral que, como hemos visto, pueden ser de origen familiar, social (amigos, conocidos, gente de nuestra infancia), afinidad (espíritus que se acercan por una afinidad religiosa, profesional o de otro tipo) y en particular: guías de mayor vibración espiritual con atribuciones de especial relevancia dentro de la vida de la persona.




La piedra angular de la misa espiritual es la Boveda Espiritual, un altar-receptor erigido de forma precisa por un médium cualificado (médium fijado, en el argot del Espiritismo Cruzado) que actúa como catalizador de las vibraciones de las entidades que acudirán a él, de tal forma que los médiums puedan desempeñar su función de manera segura y ordenada.

Tras una colección de oraciones, darán comienzo cantos de intención diversa que dinamizarán la sesión permitiendo el paso ordenado de los diferentes fenómenos que harán acto de presencia en dicha labor.

Durante la sesión el “efecto de la actitud” es de vital importancia, muy particularmente en los médiums que dirigen la sesión, y aunque en menor medida no habría que restar importancia a la actitud de todos los demás (paciente incluido). Pues sabemos por los propios espíritus que el nivel vibracional de la persona es determinante a la hora de atraer entidades que vibren en la misma esfera. Más allá de esto, solemos respetar una serie de patrones energéticos que permitan la comodidad de las entidades más puras y muchas veces útiles. Esto deriva en contención sexual durante un tiempo previo a la sesión, higiene física y psíquica (evitando discusiones, disgustos, etc), así como una alimentación equilibrada.




Pese a que previa a la misa, durante la misa y posterior a la misa hay despojos diversos, sabemos que la presencia de efluvios energéticos groseros como aquellos producidos por el sexo, la suciedad corporal, malos pensamientos o comidas demasiado pesadas, impiden la cercanía de entidades de evolución superlativa: no se sienten cómodas y son rechazas por esas vibraciones tan ajenas a ellas.

Algunos médiums confían demasiado en los despojos que dan lugar en la sesión, y eso les lleva a descuidar estas etapas previas que comienzan en la víspera. Desde aquí lo respetamos, pero añadimos que son comportamientos que las entidades han reprobado en nuestra presencia en no pocas ocasiones.

Comenzamos por la más habitual, que no es otra que la MISA DE INVESTIGACION. Es aquella que, en principio (después lo veremos con más amplitud), sirve para revelar la identidad de las entidades que acompañan a la persona. También ofrece la oportunidad a dichas entidades para expresar a la persona un sinfín de consejos y pautas asesoras que van dirigidas al bienestar de su protegido y su mayor encuadramiento en el papel de la persona en el mundo. Por decirlo de un modo simple, armonizarle con su trayectoria de vida.




También está la misa de RECOGIMIENTO, esta tipología de misa, está pensada para librar a una persona de entidades perturbadoras. Bien sea, tal y como manda la doctrina espírita, a través de la evangelización del espíritu obsesor o bien, en casos algo más desesperados, mediante el destierro impositivo de la entidad perturbadora. La idea e ideal del médium, recordemos, no es únicamente la de ayudar a su paciente; también es la de ayudar al fenómeno perturbador. Llamamos evangelización a la tarea experta de tratar a una entidad para darla evolución, liberando no sólo al paciente sino a la entidad del yugo obsesor y perturbador, reservando vías más agresivas para casos demasiado aberrados como para ser receptores de la tarea ideal del médium.

La MISA DE DESARROLLO es aquella actividad, de naturaleza más íntima, que se hace periódicamente y supervisada por médiums fijados que sirve de entrenamiento a espiritistas con esperanza y posibilidades de ser médiums en el futuro. Dentro del contexto de estas misas, que como imaginarán son más íntimas, los médiums instruirán a aquellos necesitados de instrucción en todo lo referido (teórico y práctico) a la actividad mediumnica. Desde lo mas sencillo, como podría ser la orientación de una Bóveda, hasta los más complejos como puede ser las formas de canalizar entidades para beneficio personal y (en el futuro) beneficio de otros, o la preparación requerida para incorporar entidades dentro de sí (fenómeno de posesión). A esto debemos añadirle la formación teórica procedente del linaje oral del que el médium es parte, las obras espíritas tradicionales (emanadas de Alan Kardec, entre otros autores) y muy a menudo de las propias entidades que bajan a instruir a los médiums en periodo de desarrollo; tal vez la fuente más preciada. Estas sesiones son más dirigidas a personas con un interés practico profundo en el Espiritismo Cruzado, una necesidad real de desarrollarlo, y por supuesto: que los médiums de esa casa (“escuelita” como le dicen vulgarmente en Cuba) consideren que deben gastar su tiempo en dicha persona y que esta encaja en el perfil, de forma mas o menos armónica, con el resto de médiums en desarrollo que ya habitualmente acuden a estas sesiones. Hoy en día las escuelitas estan entroncadas muchas veces en Iles (Casas religiosas de Santería) o Munanzos (lo propio, pero en el Palo Mayombe) y esta autoridad recae en los hombros del mayor de la casa.




Por último, la MISA DE CORONACION es aquella donde se posiciona todo el cuadro espiritual de la persona y su astral es “cerrado” y fijado, además de “coronar sobre la cabeza” al espíritu guía principal de la persona que se revela en ese momento como comandante del resto y espíritu principal que rige a la persona. Por tristes motivos, muchas personas reciben estas labores de una manera demasiado ruda y sin preparación previa; no consiguiendo disfrutar de los beneficios (que son infinitos). Personalmente, preferimos que la persona coronada tenga dos o tres misas de investigación previa a lo largo de un tiempo prudencial, durante el cual ha acudido a labores numerosas de desarrollo y sea, en todos los significados posibles, un médium capaz… el cual, más que otra cosa, acuda a la coronación con motivo de confirmar lo que ya con su propio mérito y esfuerzo se ha ganado. Consideramos el ambiente ideal que permite a un médium ser lo que un médium es en realidad,y que todo se realice como se debe realizar.




Las MISAS DE RECOGIMIENTO son las sesiones dedicadas a “recoger” entidades perturbadoras que están presentado diversos problemas y manifiestos en la vida de una persona. Estos trastornos son muy diversos, sin tener por qué acudir a la memoria cinematográfica,de las peliculas de Hollywood,y suponen desde aquellos que podríamos llamar psicológicos (y que de hecho, un médium responsable compaginará con la supervision psicológica pertinente) o bien de una naturaleza más tangible en la vida de la persona: problemas, atrasos, salud,etc…posteriormente,despues de un Registro o Consulta.

Fuente: Facebook

TE INVITAMOS A COMPARTIR LAS PUBLICACIONES PARA LLEGAR A MAS PERSONAS.
Share Button

Registrate